Menú

 

Autor:    Juan Francisco González Freire
Editorial: elDial.com

Paginas: 6

Matería: Civil

Año de edición: 2020
Formato: Pdf

RESEÑA

 

La finalidad perseguida por el Estado ante una pandemia como la actual (COVID-19 – “coronavirus”) debe basarse en cómo combatir su propagación y del servicio de asistencia que procura mantener en condiciones dignas el bienestar la población; entre ellas la atención en la salud en casos de enfermedad (cualquiera sea ésta); asegurar los servicios públicos básicos como el agua, la luz el gas y el transporte; y la asistencia alimentaria de los sectores más vulnerables cuya pandemia, sin lugar a dudas, afectará su calidad de vida, incrementando la posibilidad de muerte. La diligencia funcional tiende o pretende aminorar en su máxima expresión las consecuencias perjudiciales que depara la enfermedad viral, razón por la cual la “previsibilidad” debe mantenerse siempre en estado de alerta.

Aquí juega un papel preponderante destacar que la eximición de la responsabilidad por parte del Estado –a través de sus Funcionarios– no resulta ser tan restrictiva como la aplicable a los casos en general. Tal es el supuesto de la culpa del damnificado (art. 1729, CCCN), e incluso de la asunción de riesgos (art. 1719, CCCN), donde la propia víctima viola la cuarentena asumiendo el riesgo de contraer el virus. En éste último caso, si bien el Estado debe controlar el estricto cumplimiento de las medidas que toma, resulta de imposible cotejo poder abarcar la totalidad de control hacia toda la población, por razones obvias. De allí entonces que si bien el Legislador ha señalado que el artículo 1719 del Código Civil y Comercial no exime totalmente de responsabilidad al sujeto dañador, (en este caso, ante el control Estatal), el deber de reparar las consecuencia jurídicas no le sería atribuible debido a la valoración del contexto pandémico y la imposibilidad de impedir que el contagio suceda. Quién viola la cuarentena asume el riesgo de contagio. La culpa del damnificado, y la asunción de riesgos (cfr. arts. 1729 y 1719, CCCN) –para estos tipos de casos– operan en un mismo umbral de exoneración, desligando por completo la responsabilidad del Estado a la hora de su juzgamiento.

Paper: La prórroga del aislamiento por "COVID-19" (coronavirus).

€3,53

¡Llevá 3 y pagá 2!

Válido para este producto y todos los de la categoría: CYBERMONDAY -> Papers (3x2).
Podés combinar esta promoción con otros productos de la misma categoría.

Paper: La prórroga del aislamiento por "COVID-19" (coronavirus). €3,53

 

Autor:    Juan Francisco González Freire
Editorial: elDial.com

Paginas: 6

Matería: Civil

Año de edición: 2020
Formato: Pdf

RESEÑA

 

La finalidad perseguida por el Estado ante una pandemia como la actual (COVID-19 – “coronavirus”) debe basarse en cómo combatir su propagación y del servicio de asistencia que procura mantener en condiciones dignas el bienestar la población; entre ellas la atención en la salud en casos de enfermedad (cualquiera sea ésta); asegurar los servicios públicos básicos como el agua, la luz el gas y el transporte; y la asistencia alimentaria de los sectores más vulnerables cuya pandemia, sin lugar a dudas, afectará su calidad de vida, incrementando la posibilidad de muerte. La diligencia funcional tiende o pretende aminorar en su máxima expresión las consecuencias perjudiciales que depara la enfermedad viral, razón por la cual la “previsibilidad” debe mantenerse siempre en estado de alerta.

Aquí juega un papel preponderante destacar que la eximición de la responsabilidad por parte del Estado –a través de sus Funcionarios– no resulta ser tan restrictiva como la aplicable a los casos en general. Tal es el supuesto de la culpa del damnificado (art. 1729, CCCN), e incluso de la asunción de riesgos (art. 1719, CCCN), donde la propia víctima viola la cuarentena asumiendo el riesgo de contraer el virus. En éste último caso, si bien el Estado debe controlar el estricto cumplimiento de las medidas que toma, resulta de imposible cotejo poder abarcar la totalidad de control hacia toda la población, por razones obvias. De allí entonces que si bien el Legislador ha señalado que el artículo 1719 del Código Civil y Comercial no exime totalmente de responsabilidad al sujeto dañador, (en este caso, ante el control Estatal), el deber de reparar las consecuencia jurídicas no le sería atribuible debido a la valoración del contexto pandémico y la imposibilidad de impedir que el contagio suceda. Quién viola la cuarentena asume el riesgo de contagio. La culpa del damnificado, y la asunción de riesgos (cfr. arts. 1729 y 1719, CCCN) –para estos tipos de casos– operan en un mismo umbral de exoneración, desligando por completo la responsabilidad del Estado a la hora de su juzgamiento.